jueves, marzo 13, 2008

El final de dos corazones

El tiempo no perdona, ni la vida, ni las miradas que pasan de largo...
No perdonan los miedos ni los silencios...
Desde el otro lado del espejo observo las carreteras que me traen de vuelta después de un viaje tan largo como los puntos suspensivos.
La nostalgia a veces te clava puñales en el estomago y el corazón, y duelen si son certeros...
Los pasos ya no delatan nada, porque descalza todo es más invisible a unos ojos llenos de recuerdos fantásticos. Ojos diferentes ahora...
Y como las excusas ya no salían, ni las palabras, ni eso que sienten los enamorados, pues todo se nos quedo de vuelta y media, y de tanto girar mareadas quedamos de cuatro paredes y dos cuerpos...
Que pena que ya no descubras este rincón secreto que te guardaba bajo llave...
Que pena que las palabras siempre siempre siempre se las lleva el viento...
Buen viaje de vuelta a un mundo diferente y nuevo...
Buen viaje amiga mía.

4 comentarios:

Blogger La_GarraPata ha dicho...

No sé muy bien que dejarte por aquí...sin embargo, me apetecía decir algo....un saludoo

21/3/08 17:42  
Blogger Ailoviu ha dicho...

a mi me encantas esas miradas furtivas del primer dia, odio la palabreria porque se que no ira lejos... quiero hechos y caminos

30/3/08 00:05  
Blogger belga_seg ha dicho...

caerse está permitido, levantarse es una obligación.... ;) como a la garrapata, tampoco se me ocurre muy bien qué dejarte por aquí... así que te dejo eso, que te levantes pronto ;). un beso grande!

30/3/08 22:15  
Blogger sin cromosoma y ha dicho...

No creo que las palabras se las lleve el viento. Se las lleva el tiempo. Y en realidad el tiempo es pasado, presente y futuro, así que de eso se deduce que las palabra siempre exiten...
Escribes bonito. Beso.

5/4/08 22:53  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.