viernes, enero 25, 2008

Las cosas a veces no son lo que parecen; a veces...


y conoció lugares nuevos
causando estragos en la conciencia
que dormitaba mientras odiaba
lo que más añoraba de la vida
el suelo es el mismo infierno
y tus pasos el purgatorio de mis besos
ahora que aflora el silencio tras las cortinas
escondiendo lo que asusta al mundo
escupiendo fuego y maldiciendo
por ser la puta mal pagada
que araña versos en bocas ajenas
si fuera el odio tu bálsamo
odiarías hasta el último lunar de mi espalda

2 comentarios:

Blogger FLAVIA COMPANY ha dicho...

El grito de Munch sí parece lo que es, es lo que parece, estremecedor, buena compañía sin duda para el poema. ¿tuyo? hermoso.

8/2/08 12:50  
Blogger Pereza ha dicho...

mío mío... muchas gracias.

8/2/08 13:52  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.