miércoles, noviembre 15, 2006

Infracción leve... 2 puntos


Debajo de la alfombra, nuestros pasos convertidos en ceniza. Escóndeme entre tu pelo y tu cuello, que ya me encargaré yo de que nadie descubra el delito que llevas camuflado en carmín rojo.
Subiendo las escaleras a la derecha, nuestros abrazos encubiertos tras la puerta. Pasa sin llamar, para tí abren mis ojos las 24 horas.
Qué más quieres?
Vamos, pídeme lo que quieras...
Los semaforos de tu calle ya no son capaces de detenerme.


5 comentarios:

Blogger belga_seg ha dicho...

Si pones esto a modo de "L" y pisas el acelerador, seguro que no te detienen ni los guardias civiles, se quedan tontos leyendo tu cartelito ;). muak!

15/11/06 19:32  
Blogger Maine ha dicho...

Aplaudo tus palabras. El rojo de ningún semáforo debería superponerse al rojo de unos labios.

15/11/06 21:08  
Anonymous Blanca ha dicho...

Muy bonito tu escrito. Estoy completamente de acuerdo.

Buen fin de semana!!!

17/11/06 10:55  
Blogger Greta ha dicho...

Estaba yo pensando... que bonito debe ser que alguien te diga "pídeme lo que quieras". Ayy eso es amor y lo demás son tonterías. Un beso grande, grande como tu texto!!

20/11/06 11:28  
Blogger evita duncan ha dicho...

este post tuyo me ha recordado a una frase de Rayuela que decía Horacio: "La Maga rompe los puentes con sólo cruzarlos". muy bonito es post, sí señora! mua

21/11/06 13:05  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.