martes, noviembre 07, 2006

Como un gato en los tejados


Ayer subí al tejado de mi casa, buscando el recuerdo que habías dejado para mí en casi todas las cabinas de teléfono de la ciudad.
No sé cuánto dinero gasté en cada llamada, pero siempre me daba comunicando...
Memorizar las cosas se me da mal, por eso lo apunto todo en papeles que después no encuentro.
Te llevo doblada dentro del bolsillo izquierdo de mi pantalón; tres letras, nueve números y una frase.
Un día te llevaré de paseo, y cuando el sol se duerma, tú y yo patearemos de nuevo las calles del centro, tan grises y tan llenas de vida.
Mientras tanto, seguiré subiendo a los tejados y espiaré tu ventana cerrada.
Vuelve pronto, el teléfono y mi corazón te echan de menos...Ya no me quedan más antenas que contar, así que empezaré con los aviones.

Seguro que en uno te encuentro buscándome.

5 comentarios:

Blogger Maine ha dicho...

Sigue escribiendo... Es fácil percibir el sentimiento que dejas en cada palabra, porque se las ve latir.

7/11/06 15:00  
Blogger belga_seg ha dicho...

Ten cuidado con los tejados chiquilla! a ver si te me vas a caer... y nos quedamos sin tus palabras. sabes? si te pones a contar las estrellas desde ahí, seguro que nunca se te acaban, nunca...
un beso, espero que vuelva pronto, no sea que te acostumbres a los tejados y ahí no llega el wifi... o sí..

7/11/06 17:43  
Blogger Paaa...tri ha dicho...

Me encanta la manera de expresar que tienes!
A veces es bueno echar de menos, luego viene el reencuentro.

Un besoo

7/11/06 22:11  
Blogger Greta ha dicho...

Esa es una absurda aficción mia.. imaginarme las historias de cada una de las personas que viajan en esos aviones que a veces cruzan mis tres nubes favoritas... !Qué bonito el texto! Un besito.

8/11/06 13:01  
Blogger Pereza ha dicho...

Muchas gracias!! ;)
Que buenas que sois...

9/11/06 13:04  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.