miércoles, marzo 07, 2007

Póngame media de insulina por favor...

Con solo un ronroneo tu aliento llenó los mares de dudas con calor de verano. Ya no hay inviernos perezosos ni mañanas de cuerpos fríos.
Los espejos reflejan verdades cuando los ojos que se reflejan brillan en la oscuridad. Y yo he aprendido a mirarte de noche.
No podemos alcanzar el cielo con la punta de los dedos, pero sí podemos ponernos de puntillas y alcanzar lo que nadie alcanza a ras de suelo.
Si hoy quieres que sea serpiente y me arrastre sin miramientos, lo haré solo hoy, porque desde abajo tu perspectiva me pinta mejor. Siempre hay excepciones en todas las reglas, y contigo (conmigo) no iba a ser menos.
Ya te pediré hoja de reclamaciones por tanto agravio y desconcierto...
Menos mal que tu lengua no es viperina, porque contigo no existen los remedios naturales, ni las tisanas, ni curanderas "pagar con la voluntad", ni antídotos únicos, ni medicamentos genéricos.
Así que arriesgaré mi vida y mi salud mental, y este experimento casero será mundial para mi.

A veces lo simple es bello y grande, y solo necesito un poquito de tu gesto para ponerle a mi café de las mañanas toda esa dulzura que me das.

2 comentarios:

Blogger lucca ha dicho...

creo que siempre lo simple es bello...una vez yo creí asir el cielo con ambas manos al rozar su piel con la punta de mis dedos...fue una noche de miradas silenciosas...

petonets

7/3/07 12:44  
Anonymous belga_seg ha dicho...

jooooo que estoy sensibleeeeee!!!!!! esto no se hace!... no sé con qué frase quedarme.... es precioso!

7/3/07 15:29  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.